Tsukuyomi, dios de la noche

Después de dedicar un post a Izanami e Izanagi y otro a Amaterasu, es hora de hablar de Tsukuyomi. Y no es fácil, pues de los hijos de Izanagi, Tsukuyomi es el más misterioso, o por lo menos es sobre el que más cuesta encontrar información u obras de arte que lo representen. También es llamado Tsukuyomi-no-Mikoto. Hay varias teorías sobre el significado de su nombre. “Tsuku” y “yomi” son antiguas palabras japonesas, la primera significa “luna” y la segunda “lectura”. El Nihon Shoki menciona a este dios y lo nombra “Tsukuyumi”, lo que significaría “arco lunar”, pues “yumi” es “arco”. Sin embargo, puede tratarse de una variación de “yomi”. Una tercera opción es la siguiente: “tsukiyo” significa “noche iluminada por la luna” y “mi” es “mirar”. Además, el Yomi es el reino de Ultratumba, aunque es poco probable que exista relación. El nacimiento de Tsukuyomi Como he narrado en […]

Continue Reading

Amaterasu, la diosa Sol

No es la primera vez que hablamos de Amaterasu (también llamada Amaterasu okami y Amaterasu O-Mikami). Apareció en mi Abecedario del Japón Fantástico y en el artículo de Izanami e Inazagi, padres de la creación. Y la verdad es que se merece su propia entrada, ¿por qué? En primer lugar porque es una de las divinidades shintoistas más importantes, incluso la más venerada en Japón; y en segundo lugar, por su figura e historia ha influido en mi obra, tanto que aparece en la portada de Shirukuni vol. 1 El resurgir de la sangre. En efecto, esta portada hace referencia a un mito shintoista protagonizado por Amaterasu y del que hago mención en el libro. Pero vamos por partes. Origen Como vimos en el artículo de Izanami e Izanagi, Amaterasu nació del dios Izanagi, pero, ¿en qué circunstancias? Tras su fracaso intentando rescatar a la difunta Izanami del Yomi (el […]

Continue Reading