Después de dedicar un post a Izanami e Izanagi y otro a Amaterasu, es hora de hablar de Tsukuyomi. Y no es fácil, pues de los hijos de Izanagi, Tsukuyomi es el más misterioso, o por lo menos es sobre el que más cuesta encontrar información u obras de arte que lo representen. También es llamado Tsukuyomi-no-Mikoto.

Hay varias teorías sobre el significado de su nombre. “Tsuku” y “yomi” son antiguas palabras japonesas, la primera significa “luna” y la segunda “lectura”. El Nihon Shoki menciona a este dios y lo nombra “Tsukuyumi”, lo que significaría “arco lunar”, pues “yumi” es “arco”. Sin embargo, puede tratarse de una variación de “yomi”. Una tercera opción es la siguiente: “tsukiyo” significa “noche iluminada por la luna” y “mi” es “mirar”. Además, el Yomi es el reino de Ultratumba, aunque es poco probable que exista relación.

El nacimiento de Tsukuyomi

Como he narrado en otras ocasiones, Tsukuyomi nació del dios Izanagi. Ocurrió cuando Izanagi regresó del Yomi, el mundo de los muertos. Se dio un baño para purificarse y, durante el ritual, Susanowo nació de su nariz, Amaterasu de su ojo izquierdo y Tsukuyomi del derecho (aunque en algunas versiones es al revés). Cuando Izanami repartió los reinos entre sus hijos, asignó el mar a Susanowo, el día y el sol a Amaterasu, y la noche y la luna a Tsukuyomi.

El mito

Tsukuyomi ascendió al reino celestial (Takagamahara) y vivió allí con su hermana y esposa, Amaterasu. Pero Amaterasu es una diosa compasiva que rehuye de toda violencia, un problema si vives entre dioses temperamentales. Un día los dioses celebraban una fiesta. Entre las divinidades presentes estaba Uke Mochi, la diosa de los alimentos. Tsukuyomi le pidió a Uke Mochi que le diera comida; ella no debía de estar muy por la labor, o quizá quería gastarle una broma al dios Luna, pero sacó comida por la boca y el ano y se la ofreció. Aquel gesto ofendió a Tsukuyomi y la mató, eso sí, la comida sabía bien.

Ante tal acto de violencia, Amaterasu se enfadó y se divorció del dios. Desde entonces, el día y la noche están separados y el sol corre por el cielo huyendo de la luna. Me encanta ver como en las diversas mitologías se buscan distintas explicaciones a los movimientos del sol y la luna.

En algunas versiones se hace responsable de este crimen a Susanowo, quizá para resaltar el carácter violento del dios de los mares y las tormentas. Sin embargo, también puede ser un acto propio de alguien misterioso e impredecible.

La cuestión es que el asesinato trajo cosas buenas para la humanidad, pues del cuerpo de la diosa salieron varios alimentos que cayeron en la tierra: soja, arroz, trigo, mijo y judías.

En la cultura popular

Al hablar de la luna y Japón, no puedo evitar acordarme de El cuento del cortador de bambú y de la Princesa Kaguya que vino de la luna; me pregunto si Kaguya podría ser una hija o pariente de Tsukuyomi. Si no conoces este hermoso cuento, puedes descubrirlo en este post.

A poco que busquemos información sobre Tsukuyomi veremos que ha aparecido en algunos animes, como Naruto. O en juegos como Yugioh, o incluso tiene una mención especial en cine. En Onmyoji 2 aparece una mujer llamada Tsukuyomi, aunque de dios de la luna tiene poco.

También aparece junto a Amaterasu en el juego de rol Leyenda de los Cinco Anillos, aunque en este caso, el dios Luna se llama Onnotangu. Junto a Amaterasu engendra a los nueve Kami que descienden a la tierra. Te animo a adentrarte en el mundo de Leyenda de los Cinco Anillos, Rokugan es un mundo extenso y fascinante.

Y por supuesto también es nombrado en Shirukuni vol. 1 El resurgir de la sangre, y ya os anticipo que tendrá más presencia en el futuro.

Espero que te haya parecido interesante este misterioso dios Luna. Pronto hablaremos de Susanowo, así que no olvides suscribirte para no perdértelo. Si te ha gustado, comparte y deja un comentario. ¡Gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *